Intereses de demora: ¿Qué son los intereses de demora?

0
716

1. Los acreedores tendrán derecho a cobrar intereses de demora cuando el deudor incumpla una obligación de pago acordada o legalmente acordada.

1. Los acreedores tendrán derecho a cobrar intereses de demora cuando el deudor incumpla una obligación de pago acordada o legalmente acordada.

Por lo tanto, los intereses de demora pueden definirse como una compensación impuesta a una persona (deudor) por los daños causados por esa persona en caso de incumplimiento de una obligación financiera.

Corrección de los intereses de demora

El Código Civil regula generalmente los intereses de demora en el artículo 1.108, que reza así: Cuando la obligación consista en el pago de una suma de dinero y el deudor no cumpla con sus obligaciones, los daños y perjuicios, salvo pacto en contrario, consistirán en el pago de los intereses acordados y, a falta de un acuerdo, de los intereses legales.

Condiciones para el cobro de intereses de demora

Se tendrán en cuenta las siguientes condiciones para la obtención de intereses sobre la deuda:

  • La reclamación se ha retrasado y no se ha cumplido la fecha de pago acordada.
  • Ya se ha establecido que la deuda devenga intereses.
  • Debe ser una deuda.
  • No hay ningún acuerdo o cláusula que estipule que no se pagarán intereses.

Por consiguiente, el tipo de interés de demora se fijará en la forma establecida en el contrato o en el documento oficial de recuperación.

Si no se ha acordado el pago de intereses de demora sobre la deuda, éstos sólo serán pagaderos a partir de la fecha en que el deudor esté obligado a cumplir la obligación derivada de una obligación legal.

Importe de los intereses de demora debidos por el pago de la deuda

Los intereses de demora de la deuda serán iguales al importe acordado entre las partes. En caso contrario, se cobrarán los intereses legales correspondientes.

Intereses de demora en el pago de las deudas entre agentes económicos o entre agentes económicos

Los intereses de demora sobre los créditos entre empresarios, empresarios o emprendedores por razón de su actividad profesional están regulados por la Ley 3/2004, de 29 de diciembre de 2004, de medidas de lucha contra la morosidad en las operaciones comerciales, modificada por la Ley 15/2010 y por la Ley 11/2013, de 26 de julio de 2013, de medidas en favor de los emprendedores. La Ley 3/2004v contiene las siguientes disposiciones sobre los intereses de demora:

  • 1. Los intereses de demora se devengarán sin previo aviso o instrucción al acreedor.
  • Los intereses de demora se calcularán al tipo contractual o, en su defecto, al tipo legal fijado por el Banco Central Europeo (BCE).