Monedas extranjeras: ¿Qué es una moneda extranjera?

0
939

La moneda extranjera es una moneda comúnmente utilizada como medio de pago en las transacciones internacionales, tanto en las transacciones comerciales como en las de inversión.

La moneda extranjera es una moneda comúnmente utilizada como medio de pago en las transacciones internacionales, tanto en las transacciones comerciales como en las de inversión.

Monedas extranjeras: Concepto

Una moneda extranjera, o mejor conocida como moneda, se refiere a la moneda de un país extranjero, independientemente de su nombre. Esto incluye cualquier letra de cambio, cheque, letra de cambio, cheque, letra de crédito, certificado de opción, certificado de opción, certificado de opción, letra de cambio o letra de cambio o cualquier otro documento que confirme la obligación de pagar en moneda extranjera o en moneda extranjera.

De acuerdo con el Plan Oficial de Cuentas de 2007, se asume que una moneda extranjera será diferente de la moneda funcional, teniendo en cuenta la moneda funcional correspondiente al entorno principal en el que opera la empresa.

Transacciones de cambio

Una operación de moneda extranjera es una operación que debe liquidarse en una moneda distinta de la moneda funcional. Es decir, una transacción o transacción en moneda extranjera es una transacción cuyo importe debe liquidarse en una moneda distinta de la moneda del país que, en el caso de las sociedades o de los trabajadores por cuenta propia establecidos en España, es el euro.

Cambio de moneda: Valoración preliminar de la operación

Todas las transacciones en moneda extranjera se convierten a la moneda funcional (la moneda del país en el que está domiciliada la empresa) al tipo de cambio entre esa moneda y la moneda funcional.

Por regla general, el tipo de cambio que debe utilizarse es el tipo del día en que se entregó realmente el dinero. El tipo de cambio medio durante un período (hasta un mes) también puede utilizarse para todas las transacciones en moneda extranjera, siempre que no se produzcan cambios significativos.

Divisas: Valoración de operaciones a posteriori

Los activos de las cuentas se dividen en partidas monetarias y no monetarias. Las obligaciones de pago o de cobro en moneda extranjera se tratan como partidas monetarias.

La distinción entre partidas monetarias y no monetarias se tendrá en cuenta en la evaluación que figura a continuación.

Partidas monetarias en moneda extranjera

Al cierre del ejercicio, las posiciones en divisas se valoran al tipo de cambio de cierre.

Las diferencias de cambio, tanto negativas como positivas, así como las resultantes de la liquidación de activos y pasivos, se reconocen en la cuenta de resultados del ejercicio.