Reservas voluntarias: ¿Qué son las reservas voluntarias?

0
2417

Las reservas representan una pequeña parte de la autofinanciación. El reconocimiento de provisiones consiste en no traspasar a los accionistas una parte de los beneficios generados por la Sociedad en cada ejercicio, que tiene por objeto incrementar los fondos propios de la Sociedad. Existen dos tipos de reservas: reservas legales y reservas opcionales.

Las reservas representan una pequeña parte de la autofinanciación. El reconocimiento de provisiones consiste en no traspasar a los accionistas una parte de los beneficios generados por la Sociedad en cada ejercicio, que tiene por objeto incrementar los fondos propios de la Sociedad. Existen dos tipos de reservas: reservas legales y reservas opcionales.

La constitución de reservas en el capital social permite financiar actividades o proyectos futuros con recursos propios, sin necesidad de aumentarlos,
regulación
así como la cobertura de pérdidas o la contabilización de la situación financiera de la empresa.

Reservas voluntarias, ¿qué son estas reservas?

Las reservas facultativas forman parte de las reservas facultativas que pueden constituirse libremente a discreción de los titulares o gestores de la operación.

Se trata de reservas de libre disposición cuyo origen no está previsto por la ley. Esta característica, que distingue a la reserva voluntaria de la reserva legal, permite que la sociedad le asigne un determinado destino.

Reservas voluntarias de conformidad con la CP/RP

Según el Plan General Contable (PGC), los acuerdos voluntarios (cuenta 113) son acuerdos libremente establecidos por la empresa. Y añade: Sus movimientos son comparables a los de una cuenta 112, que corresponde a la reserva legal prevista por la ley, teniendo en cuenta la información contenida en los capítulos siguientes:

Reservas voluntarias de conformidad con la CP/RP

Según el Plan General Contable (PGC), los acuerdos voluntarios (cuenta 113) son acuerdos libremente establecidos por la empresa. Y añade: Sus movimientos son comparables a los de una cuenta 112, que corresponde a la reserva legal prevista por la ley, teniendo en cuenta la información contenida en los capítulos siguientes:

Cuando se produce un cambio en una política contable o se corrige un error, la corrección del efecto acumulado, calculado al comienzo del ejercicio, de los cambios en los activos y pasivos afectados por la aplicación retroactiva de la nueva política contable o la corrección de un error se asigna a la reserva libre. Generalmente se asignan a reservas voluntarias.

Finalidad de las reservas voluntarias

Las provisiones voluntarias en caso de pérdidas o ganancias de la sociedad al final del ejercicio se realizan para tener en cuenta los riesgos y beneficios derivados de la propiedad:

  • Indemnización por pérdidas pasadas, siempre que no haya otros fondos propios que las compensen.
  • Cumplimiento de las obligaciones legales: Contribuciones mínimas a la reserva voluntaria.
  • Proceder de acuerdo con las directrices establecidas en los acuerdos de la Junta General: crear reservas opcionales.
  • Los costes relacionados con las provisiones voluntarias son los siguientes

    Inmovilizar el dinero, por la razón que sea, es una oportunidad para las empresas. Las reservas voluntarias como medio de inmovilización de dinero conllevan costes para la sociedad.

    Esto significa que la creación de una regulación voluntaria conduce a la pérdida de oportunidades financieras para la empresa y sus accionistas. En el caso de una empresa, los fondos de la reserva voluntaria pueden utilizarse, por ejemplo, para financiar proyectos comerciales. Por el contrario, para los accionistas, la creación de reservas voluntarias significa que los beneficios de la distribución de dividendos, que podrían, por ejemplo, utilizarse para invertir en otros activos, se reducen.