Solvencia: ¿Qué es la solvencia?

0
1475

La solvencia es la capacidad económica para cumplir con las obligaciones financieras. El término solvencia se confunde a menudo con el término liquidez, pero se trata de dos conceptos que, aunque estrechamente relacionados, no son realmente los mismos. En este artículo, mostraremos qué es la solvencia, cuáles son sus tipos, cómo se analiza y en qué se diferencia de la liquidez. La liquidez significa que usted es solvente, pero no al revés.

La solvencia es la capacidad económica para cumplir con las obligaciones financieras. El término solvencia se confunde a menudo con el término liquidez, pero se trata de dos conceptos que, aunque estrechamente relacionados, no son realmente los mismos. En este artículo, mostraremos qué es la solvencia, cuáles son sus tipos, cómo se analiza y en qué se diferencia de la liquidez. La liquidez significa que usted es solvente, pero no al revés.

Definición de la solvencia

Según SAR, la solvencia es la ausencia de deuda o la capacidad de pagar la deuda.

La palabra solvencia proviene del latín: Solvens, y es la posibilidad de que una persona física o jurídica y una institución pública deban pagar o restaurar deudas y su ausencia o ausencia.

El concepto de solvencia financiera

La solvencia financiera es la capacidad de una empresa de generar fondos para cumplir sus obligaciones financieras con terceros.

El concepto de solvencia financiera está estrechamente ligado al concepto de solvencia financiera.
riesgo de crédito
porque representa la capacidad o el riesgo de fracaso de una organización. La quiebra de una entidad afecta a su capacidad para cumplir con sus obligaciones financieras y contractuales.

Solvencia técnica y solvencia efectiva

Por lo tanto, la solvencia dependerá de dos factores principales:

  • Capacidad de generar recursos financieros suficientes.
  • la capacidad de pago de los atrasos, es decir, la puntualidad de los pagos.

El uso de la financiación de la deuda no es, obviamente, sinónimo de autofinanciación. Esto significa que existen dos tipos de solvencia: la técnica y la real.

Solvencia técnica

La solvencia técnica es la solvencia de una entidad cuando es capaz de generar suficientes flujos de efectivo a partir de sus activos para liquidar sus pasivos.

Solvencia efectiva

Por otra parte, cuando una empresa no puede pagar sus deudas con el dinero generado por sus actividades y, por lo tanto, debe vender activos u obtener fondos adicionales para pagar sus deudas, esto puede ser eficiente pero no técnicamente solvente. En otras palabras, será un solvente a corto plazo, pero no a largo plazo. Por lo tanto, la solvencia efectiva se basa exclusivamente en la puntualidad de los pagos.

Análisis de la solvencia financiera

La solvencia, como hemos dicho, es la capacidad de cumplir con las obligaciones financieras. Al considerar la solvencia financiera, es necesario tener en cuenta todos los compromisos a largo y corto plazo y todos los recursos a largo y corto plazo.

El análisis de la solvencia financiera es fundamental para el buen funcionamiento de una empresa u organización. El análisis de solvencia fue realizado inicialmente sólo por bancos interesados en la solvencia de sus deudores y sujetos a la liquidez y rentabilidad. Como resultado, las empresas y otras organizaciones e instituciones comenzaron a realizar sus propios análisis crediticios internos.

Además, el análisis de solvencia ha evolucionado considerablemente a lo largo de los años. Este análisis se basó inicialmente en la fiabilidad de la información contable que figura en el anexo I. Por consiguiente, la Comisión ha decidido que la información que figura en el anexo I es fiable.
inventario
incluso mediante el uso de indicadores como la garantía, la solvencia a corto plazo o las pruebas de sostenibilidad. Sin embargo, actualmente se está llevando a cabo un análisis en profundidad, según el cual sólo los activos netos del deudor garantizan la solvencia financiera.

La forma más sencilla y popular de analizar y evaluar la solvencia es generar suficientes recursos financieros por parte de una empresa o institución.
sala del tesoro
para cubrir obligaciones financieras con terceros.

Solvencia y liquidez

Como hemos visto hasta ahora, la solvencia es la capacidad de una empresa para pagar sus deudas. Todo lo contrario.
financiación
es la capacidad de los activos para ganar dinero sin reducir su valor.

Por lo tanto, es muy importante no confundir un término con otro, ya que la liquidez se limita a la capacidad de obtener dinero, mientras que la solvencia puede lograrse con fondos ilíquidos, siempre que proporcionen suficiente apoyo para la regulación de la deuda.

Una empresa o entidad bien liquidada es, por tanto, solvente, mientras que no debe ser la misma en la dirección opuesta, de modo que la empresa puede ser solvente pero no genera liquidez.